logo

info@logopediadomicilio.es

Los Trastornos de la voz son muy frecuentes en los adultos, especialmente en los colectivos que usan su voz como herramienta en sus tareas profesionales como profesores, cantantes y otros tipos de profesional que necesitan emplear su voz de forma continúa en el desarrollo de su tarea laboral.

En estos casos se hace necesario en primer lugar una valoración adecuada y un diagnóstico de las causas por parte de un Otorrinolaringólogo o un foniatra. A partir del diagnóstico del cual se trazarán las líneas generales del tratamiento del paciente.

Las causas más comunes de los trastornos de la voz son:

  • Origen médico (Presencia de polipos en las cuerdas vocales, u otras enfermedades como Parkinson) o bien debido a cirugías (cáncer de laringe).
  • Origen conductual o de un mal uso de la voz (tono de voz demasiado elevado, tendencia a levantar la voz, tos frecuente, carraspeo, hábito de fumar, etc.)
  • Derivado de estados emocionales o trastornos del estado del à ánimo como estrés, ansiedad o depresión que pueden afectar la tensión muscular de la laringe, lo que puede producir un trastorno de la voz.

Si usted ha sido visitado por un especialista en ORL o bien un foniatra y le ha recomendado que realice Terapia de Voz, no lo dude contacte con nosotros y le ayudaremos a corregir sus dificultades en la voz ya prevenir recaídas.

adults

Los trastornos de la voz son la Disfonía y Afonía, los cuales describimos brevemente a continuación.

 

DISFONÍA

Es la alteración de la voz más frecuente que dificulta la comunicación. Se manifiesta con esfuerzo para emitir un sonido, dificultades para mantener la voz, agotamiento al hablar, variaciones de la frecuencia fundamental, falta de volumen.

Puede estar relacionada con cualquiera de los sistemas que intervienen en la producción de voz, laringe, aparato respiratorio, faringe, pero sobre todo afecta a las cuerdas vocales.

 

AFONÍA

Es la pérdida total de voz, es decir, se trata de la incapacidad de hablar, resultando más grave que la disfonía.

Una causa común es la ruptura del “nervio laríngeo recurrente” que se puede ver afectado por un tumor o debido a una cirugía. Sin embargo, hay otros tipos de causas:

  • Enfermedades del aparato respiratorio: laringitis, amigdalitis, faringitis.
  • Mal uso de la voz; hablar muy alto, gritar, etc.
  • Ingesta de productos tóxicos o irritantes, (tabaco, alcohol …)
  • Causas nerviosas.
  • Exceso de frío; (beber líquidos muy fríos, helados …)