Logopedia en Alzheimer

Aportaciones de la Logopedia en el Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno neurológico degenerativo y progresivo que afecta en mayor frecuencia a personas mayores de 65 años. Los principales síntomas que presentan las personas que lo padecen son el olvido, la repetición, la desorientación, cambios en la personalidad,  dificultades de aprendizaje y de comunicación.

La figura del logopeda debe estar presente en los tratamientos de las personas con la enfermedad de Alzheimer, ya que las consecuencias a nivel de lenguaje y comunicación son las afectaciones más comunes en este tipo de enfermos.

Las dificultades más comunes que podemos encontrar a nivel del lenguaje en el Alzheimer son:

  • Perdida de vocabulario y dificultad en la relación de palabras.
  • Dificultad en la producción de palabras o en encontrar las palabras que quiere decir.
  • Problemas a nivel de construcción de frases.
  • Afectación de la comprensión de palabras y frases.
  • Dificultad en el discurso a nivel pragmático.
  • Pérdida del lenguaje escrito.

¿Cómo puede ayudar la Logopedia en el Alzheimer?

Uno de los principales objetivos del logopeda es retrasar al máximo la pérdida de la capacidad comunicativa de las personas con demencia y desarrollar una comunicación funcional.

La rehabilitación logopédica profundiza en los siguientes aspectos:

  • El lenguaje espontáneo y automático del paciente.
  • La planificación y acceso al discurso verbal.
  • La lecto-escritura.
  • La imitación y ejecución de movimientos fonoarticulatorios.
  • La categorización y asociación de conceptos y palabras.

El método de actuación es llevar a cabo una terapia del habla con un programa de intervención adecuado a cada persona, con el fin de estimular el lenguaje y evitar así un mayor deterioro de la comunicación.

Igualmente el logopeda deberá participar en la educación sanitaria, informando a los familiares, cuidadores y profesionales de las características del trastorno detectado y de las medidas de mejora, facilitando consejos sobre la comunicación de estos pacientes favoreciendo así su estado emocional y social.

Por último, en los casos avanzados, el trabajo del logopeda es fundamental para prevenir y trabajar en los procesos de deglución, pues estos pacientes pueden padecer disfagia.

Algunas pautas para favorecer la comunicación con el paciente con Alzheimer

  • Dirigirnos a ellos siempre por su nombre.
  • Hablarles pausadamente y darles tiempo para responder.
  • Utilizar frases cortas y sencillas con un vocabulario familiar (pero no tratarlos como a niños).
  • Acompañar las palabras de mucha gestualidad y expresión facial.
  • Paciencia y respeto.
  • No hablar delante del familiar como si no estuviese.
  • Incluirlo en las conversaciones para que participe en la medida de lo posible.

 

En conclusión, la principal labor del logopeda es conseguir, en la medida de lo posible, un aumento de la calidad de vida de las personas afectadas, a través de una mejora en el funcionamiento cognitivo, emocional, en el rendimiento funcional y en el mantenimiento de la independencia, retrasando todo lo posible el deterioro de las funciones básicas y compensar las funciones ya afectadas.

Por tanto, es muy importante que los familiares de las personas con enfermedades neurodegenerativas conozcan el papel que desarrolla la Logopedia en el Alzheimer para facilitar, mejorar o establecer en muchos casos la comunicación entre ellos y el paciente, pues muchos familiares no conocen la profesión o su relación con la enfermedad. Además, se recomienda que la estimulación cognitiva empiece lo antes posible en aquellas personas con enfermedades neurodegenerativas, e incluso, en aquellas que no tengan patología alguna, de forma preventiva.

Si tiene dudas o quiere realizarnos una consulta estamos a su disposición en el siguiente enlace: Contacte con nosotros