retraso del lenguaje intervención

Retraso del lenguaje, intervención logopédica en Barcelona, Madrid y Valencia

El retraso del lenguaje es una de las dificultades en la adquisición del lenguaje más frecuentes en la población infantil antes de los 6 años, el retraso del lenguaje se puede referir a diferentes aspectos del lenguaje, refiriéndose tanto a la producción de las primeras palabras y adquisición progresiva de vocabulario, estructuras gramaticales y morfosintácticas como al desarrollo de un habla inteligible conforme a la edad de la niña o el niño. La mayoría de los retrasos del lenguaje suelen resolverse adecuadamente con la intervención logopédica precisa, sin embargo, en algunas ocasiones se puede confundir un retraso del lenguaje con un Trastorno Específico del Lenguaje, el cual conlleva unas dificultades lingüísticas permanentes en el tiempo. En ambos casos el mejor pronóstico se dará siempre cuando la intervención logopédica se haya empezado de forma más prematura.
Un retraso simple del lenguaje se caracteriza por una evolución en relación al lenguaje no conforme a lo esperado en función de su edad cronológica.
Generalmente, el retraso suele presentarse en una o más áreas del lenguaje, resultando especialmente destacables las alteraciones en relación a la fonología (pronunciación) y la sintaxis (la generación de oraciones). Presentándose de este modo, a menudo, dificultades en la articulación de los sonidos y por otro lado en la estructuración del lenguaje, resultando la afectación más común la simplificación de las oraciones, presentando pocos elementos o bien dificultades en las flexiones de los verbos y en el uso de palabras función.
Desde que emiten las primeras palabras alrededor del año de edad, hasta que consiguen expresarse verbalmente sin ninguna dificultad, los niños desarrollan el lenguaje. Sin embargo, este no siempre evoluciona de forma adecuada y en la edad en que se ha de haber adquirido de forma completa o antes, alrededor de los cinco años, se detectan síntomas y evidencias de desajustes o retrasos que necesitan la intervención directa de un logopeda para resolverlos. Por lo tanto, es importante observar a los niños desde edades tempranas y ver cómo evoluciona su lenguaje, comprensión, habla, deglución y voz.

Veamos en la tabla que presentamos a continuación algunos de los hitos fundamentales en el desarrollo del lenguaje:

EdadHitos esperados
0 a 12 mesesVocalizaciones iniciales, primero carentes de sentido y que posteriormente irán cobrando cada vez mayor significado
12 a 18 mesesAparición de las primeras palabras funcionales
18 a 24 meses– Inicio de las primeras oraciones de 2 elementos
– Aparición del “NO”
– Aparición de las primeras preguntas (“dónde” y “qué”)
24 a 30 mesesInician las primeras oraciones de 3 elementos, omitiendo frecuentemente las palabras función
30 a 36 meses- La estructura lingüística va ganando complejidad, primeras oraciones coordinadas, empleo de palabras función, flexiones de género y número, así como de los pronombres personales.
36 a 54 meses- Aparición de las oraciones subordinadas
- Uso correcto de la mayoría de las principales flexiones verbales
- Mayor complejidad de las oraciones interrogativas
- Disminución progresiva de los errores morfológicos y sintácticos
- Aumento de las preposiciones de tiempo y lugar.
54 meses en adelante- El lenguaje alcanza un nivel de elevada complejidad adquiriendo las estructuras sintácticas más complejas: pasivas, circunstanciales de tiempo, subordinadas causales,…
- El lenguaje se irá perfeccionando desde este momento, pero el niño se muestra plenamente capaz de comunicarse con el adulto y sus iguales.
(adaptado de Manual de Logopedia, Peña-Casanova, J. (2006)

El retraso suele presentarse en una o más áreas del lenguaje, especialmente en la fonología y la sintaxis.

Evidentemente, cada niño sigue su evolución en la adquisición de la lengua pero estos hitos nos pueden servir como referencia para valorar cual está siendo el desempeño en su progreso y si debemos alarmarnos o no.

Por otra parte, también debemos tener en consideración la evolución en relación a la fonología para poder discriminar si el progreso está resultando más lento del esperado. A continuación os presentamos las edades de adquisición de los fonemas de la lengua castellana:

Grupo EdadFonemas a adquirir
3 años/m/, /n/, /ñ/, /p/, /t/, /k/, /b/, /d/, /g/, /j/, /l/, /g/
4 años/d/, /f/, /ch/, /s/, /r/, /ll/
5 años/s/, /z/, /ll/, /r/
6 años/r/, /rr/, /ll/ y grupos consonánticos (dr, cr, ...)
(Basado L. Bosch (2004)

¿Cuáles son los principales tipos de retraso de lenguaje?

Para el estudio del lenguaje dividimos este en diferentes partes en relación a su función en el desempeño lingüístico, partiendo este en 3 partes fundamentales, las cuales son forma (fonología y morfosintaxis), contenido (semántica) y uso del lenguaje (pragmática). Partiendo de esta división también podemos observar los diferentes tipos de Retraso del lenguaje que nos podemos encontrar:

  • Fonológico (pronunciación): pronuncia de forma incorrecta ciertos sonidos o no los dice.
  • Morfosintáctico (confección de oraciones): se expresa con frases cortas y sencillas.
  • Semántico (adquisición de vocabulario): vocabulario insuficiente para su edad y normalmente se trata de un léxico de alta frecuencia.
  • Pragmático (uso práctico del lenguaje): pocas habilidades comunicativas a consecuencia de la poca habilidad con el instrumento lingüístico. Normalmente espera que le pregunten y contesta brevemente.

Muchas veces el retraso del lenguaje se da en más de una de las áreas anteriormente indicadas, siendo una combinación de varias áreas lingüísticas.

¿Cuáles son los principales signos de alerta de un retraso del lenguaje?

El desarrollo del lenguaje del niño es muy rápido desde el primer año hasta los 6 años cuando ya deben realizar todos los fonemas del lenguaje, en este periodo debemos observar algunos aspectos como posibles síntomas de alerta en el desarrollo del lenguaje infantil:

  • Aparición del habla después de los 2 años.
  • Habla infantilizada, difícil de comprender por el adulto, dificultad persistente en la pronunciación de diferentes palabras.
  • El niño tiene un vocabulario reducido y tiende a utilizar un lenguaje telegráfico, con ausencia de artículos y pronombres.
  • Abusa de los gestos y la mímica para expresarse.
  • Omitir determinados fonemas que no sabe pronunciar ( “pato” por “zapato”, “pato” por “plato”)
  • Sustituye unos fonemas por otros que le resultan más fáciles de pronunciar (“tasa” por “casa”)
  • Distorsiona el lenguaje y da lugar a palabras ininteligibles.
  • Comprende bien lo que se le explica pero muestra dificultades en la expresión.

Principales causas del Retraso del Lenguaje

No existe una causa única y determinante del retraso del lenguaje, no obstante, uno de los principales aspectos a revisar es el correcto funcionamiento de la audición del niño y la niña, realizando una completa evaluación otorrinolaringológica para valorar tanto la audición como la posible presencia de mucosidad en los oídos, la presencia de vegetaciones o adenoides, así como hipertrofia de las amígdalas. Debemos tener en cuenta que la expresión siempre depende una buena comprensión del lenguaje y en estas fases iniciales aspectos básicos como la discriminación auditiva resultaran fundamentales en la correcta adquisición lingüística.

Otra posible causa puede resultar la presencia de problemas orales o en la motricidad oral, como la presencia de un frenillo lingual corto, paladar hendido entre otros. Aspectos que nuevamente debe valorar el otorrinolaringólogo.

Evidentemente, la falta de estimulación seria otra posible causa de un retraso del lenguaje, aunque actualmente es muy poco frecuente.

Por otra parte, la presencia de un retraso del lenguaje puede ser una manifestación de otra dificultad específica del desarrollo como un retraso global del mismo, autismo, etc. en estas circunstancias observaremos otros síntomas como retraso motor, falta de interés en el contacto social, escaso contacto ocular, entre otros síntomas.

Uno de los principales aspectos a revisar es el correcto funcionamiento de la audición

Prevención y estimulación del lenguaje desde el hogar en el retraso del lenguaje

Las madres y los padres son los principales agentes en el desarrollo del lenguaje en las fases iniciales, siendo por tanto quienes podrán hacer una mayor aportación en este sentido. Más adelante el colegio y las interacciones con sus iguales también resultaran un gran foco de progreso lingüístico. Aquí presentamos algunas consideraciones importantes a tener en cuenta en el trabajo de estimulación que podemos realizar en casa.

  • ¿Conviene corregirlo continuamente?

Ante todo tenemos que tener en cuenta que el lenguaje es una forma de comunicación, la más relevante, por tanto el objetivo fundamental de nuestro lenguaje es la capacidad de comunicar. Así no debemos estar corrigiendo la articulación o la sintaxis continuamente de las producciones orales del niño o la niña, aunque se puede hacer de forma puntual es más conveniente realizar expansiones del lenguaje, es decir, repetir lo mismo que ha dicho el niño pero correctamente a nivel articulatorio o sintáctico o añadiendo aquellos elementos que ha omitido.

  • ¿Es necesario ir al médico para valorar el lenguaje?

El profesional que mejor puede valorar el lenguaje del niño es el logopeda, no obstante, a parte de las revisiones pediátricas, puede resultar conveniente realizar una evaluación Otorrinolaringológica para descartar cualquier dificultad desde esta disciplina.

  • ¿Qué podemos hacer desde casa para potenciar el desarrollo del lenguaje?

Jugar con ellos a juego simbólico (marionetas, cocinitas, muñecas y muñecos, médicos, etc.)

– Contarles cuentos con el cuento físico, que puedan ver aparte de leerle la historia, si el lenguaje del cuento es excesivamente complejo conviene simplificarlo para que pueda comprenderlo y lo ayude en la adquisición del lenguaje.

– Procurar que el niño emplee el lenguaje oral al máximo de sus posibilidades, intentar no sobreentender los gestos y pedirle que los acompañe de palabras, vocalizaciones, etc.

– Procurar unos hábitos de alimentación variados, con diferentes texturas y tipos de comida, evitar alargar la etapa de los triturados.

– No prolongar por mucho tiempo el uso del chupete, así como evitar hábitos como la succión digital (chuparse el dedo).

– Estar alerta ante la presencia de excesiva mucosidad, otitis de repetición, etc. siendo necesaria la visita al otorrinolaringólogo en estas circunstancias.

– Un punto muy importante a tener en cuenta es que los niños y niñas no aprenden lenguaje mirando la televisión, así que este es un tema en el que debemos siempre limitar la exposición de los pequeños. Aprenden interactuando con el adulto, sus iguales y mediante el juego.

Las madres y los padres son los principales agentes en el desarrollo del lenguaje en las fases iniciales

Abordaje desde la logopedia del retraso del lenguaje

A la hora de intervenir en un retraso del lenguaje, hay que tener en cuenta que cada niño debe recibir un programa de intervención logopédico individualizado y adaptado a sus dificultades. El tratamiento del retraso del lenguaje es necesario para compensar las dificultades y/o prevenir la aparición de más problemas. Debemos tener en cuenta que en estas edades, entre los 2 y los 6 años aproximadamente, el trabajo logopédico siempre debe conllevar un componente lúdico que facilite la participación del niño en la terapia y que implique el bienestar de este durante las sesiones.

Los principales factores que se tienen en cuenta en la intervención son los siguientes:

  • Motricidad bucofonatoria:

El trabajo respecto a esta área pretende actuar en la optimización de las estructuras fono-motoras, activando los músculos y motricidad fina de la lengua, las mejillas, el paladar y el resto de estructuras involucradas con la articulación y fonación. Trabajando este contenido se pretende prevenir alteraciones fonológicas en el habla, así como la aparición de futuras dislalias.

  • Discriminación y memoria auditiva:

A la hora de fomentar este aspecto se intentará que el niño alcance una adecuada discriminación de fonemas y palabras para evitar dificultades de articulación posteriores. El entrenamiento auditivo se centra en adquirir y reconocer la discriminación y memoria secuencial auditiva de los sonidos del entorno. La buena recepción o decodificación auditiva es una aptitud clave para después entender la palabra hablada.

  • Respiración:

El objetivo al estimular esta habilidad es que el niño o la niña logre un tipo de respiración correcta, ya que este aspecto está directamente ligado a la locución del lenguaje.

  • Relajación:

Al trabajar este aspecto lo que queremos lograr es un estado de relajación de los músculos buco linguales, para eliminar o disminuir las situaciones de tensión muscular que obstaculicen la fase de intervención fonológica.

  • Soplo:

Entendido como la emisión del aire durante la expresión lingüística, es importante intervenir en el control y dirección del mismo para conseguir un adecuado soplo en la emisión fónica.

  • Fonología:

Los niños y niñas con retraso del lenguaje simple muestran patrones fonológicos desviados, su habla suele ser infantilizada y la estructura silábica es simple. Un elemento clave a trabajar al respecto es la conciencia fonológica, especialmente en lenguas fonológicamente transparentes como es el catalán o castellano, antes de aprender a leer o escribir los niños adquieren el léxico auditivo.

  • Morfosintaxis:

Los niños que tienen dificultad en esta área, presentan un lenguaje con una desorganización en la sucesión normal de la oración (el lenguaje presenta un aspecto telegráfico). El número de conceptos que nombran en la frase es reducido, teniendo dificultades en el manejo de artículos, pronombres, plurales y en el uso de diferentes tiempos verbales. Será necesario trabajar la expansión gramatical, es decir mejorar el empleo de elementos sintácticos y gramaticales (plurales, pronombres, verbos etc.) así como la estructura de las oraciones.

  • Semántica:

El vocabulario está normalmente mermado, basándose en objetos del entorno más cercano, también se pueden distinguir en ellos dificultades para la asimilación de conceptos abstractos, como colores, formas y tamaños o nociones espacio-temporales. Debido a todo ello es importante que trabajemos la ampliación de vocabulario y la mejora de las relaciones léxicas entre dicho vocabulario.

  • Pragmática:

Poseen dificultades en torno a la intención comunicativa, el lenguaje básicamente es utilizado para nombrar y conseguir objetos, así como para estructurar la conducta. Los niños con Retrasi Simple del Lenguaje muestran dificultades para aplicar cualidades a objetos y articular preguntas. Se inclinan a apoyar sus exposiciones verbales con excesiva mímica y gestos para compensar las carencias expresivas. Lo primordial en esta dimensión del lenguaje que debemos de trabajar son las funciones y usos del lenguaje, así como las habilidades conversacionales que permitan desarrollar su lenguaje oral. Se destacan una serie de objetivos fundamentales que se deberían de trabajar en esta área:

– Mantenimiento de tópico conversacional (cuando se termina o comienza un tema de conversación).

– Empleo de fórmulas que rigen la expresión.

– Utilización de formas sintácticas para transferencia de información.

– Adecuación y uso de la comunicación no verbal.

 

Tal y cómo hemos visto estas son la áreas principales que se trabajan en la intervención del retraso del lenguaje simple, también se deberá tener en cuenta, otros aspectos tales como la atención, la concentración y la memoria de trabajo, así como el desarrollo del juego simbólico.

Marc Giner

logopeda barcelona

Sonia Jiménez

Autores del presente artículo:

Marc Giner Llenas, psicopedagogo, número de colegiado 387 en el Colegio de Pedagogs de Cataluña (COPEC). Director de Logopedia a Domicilio. LINKEDIN.

Sonia Jiménez, logopeda, número de colegiada 08/4186 en el Colegio de Logopedas de Cataluña (CLC). Logopeda de Logopedia a Domicilio. LINKEDIN.

Referencias bibliográficas y online:

“Escuchemos el lenguaje del niño”: normalidad versus signos de alerta: https://pap.es/articulo/11982/escuchemos-el-lenguaje-del-nino-normalidad-versus-signos-de-alerta

Retraso en el desarrollo del habla o del lenguaje: https://www.brennerchildrens.org/KidsHealth/Parents/Para-Padres/Las-emociones-y-las-conductas/Retraso-en-el-desarrollo-del-habla-o-del-lenguaje.htm#4

Un proceso simple y eficaz

Contacto

Contacte con nosotros para ampliar la información de nuestros servicios y exponer su caso.

Diagnóstico y Tratamiento

El primer paso es realizar un buen diagnóstico (si no se dispone de él) y a posteriori ya podremos empezar el tratamiento.

Recuperación

ALTA del servicio cuando se consiguen los objetivos propuestos inicialmente.

Áreas en las que ofrecemos tratamientos

  • Logopedia infantil

    Atención logopédica las dificultades en el lenguaje oral y escrito, así como en lo relativo al desarrollo orofacial.

  • Neurologopedia

    Tratamiento logopédico de las alteraciones del lenguaje y la deglución debidas a ictus, traumatismos craneoencefálicos y enfermedades neurodegenerativas.

  • Alteraciones de la voz

    Atención logopédica en las disfonias funcionales y orgánicas, tanto en población infantil como adulta y en enfermedades neurodegenerativas.

  • Terapia miofuncional

    La terapia miofuncional trata las alteraciones en el funcionamiento orofacial, como la deglución atípica, alteraciones de la ATM, entre otros.

Llámenos por teléfono:

931001485 (Barcelona) / 910911285 (Madrid) / 960011185 (Valencia)

O, si lo prefiere, envíenos un formulario: