Consejos para la «vuelta al cole» de los niños

Tras unos meses de vacaciones, esta semana comienza la vuelta al cole y los niños deben afrontar un nuevo curso escolar. Es hora de cambiar sus horas de baño, juegos y diversión por una vuelta a la rutina y a las actividades extraescolares. Además, para muchos niños, retomar el hábito de leer supone un gran esfuerzo y sienten una gran desmotivación. Para ello, a continuación les proponemos algunos consejos que permitirán que esta vuelta al cole sea lo más llevadera posible.

  • Animen a sus hijos a escribir un diario donde cuenten sus aventuras y lo bien que se lo han pasado este verano, de manera que puedan enseñárselo a sus amigos cuando vuelvan a clase. Así, repasamos la lectoescritura de una forma amena al mismo tiempo que el niño hace un balance positivo de sus vacaciones y vuelve animado a clase.

  • Si durante este verano el niño ha sentido especial interés por un tema en concreto (por ejemplo, la ciudad, la playa, la gastronomía o la propia cultura del lugar donde viajaron), aprovechen para acudir a la biblioteca, comprar un libro o buscar en internet más información acerca del tema que le interesa.

  • Organicen con el niño las horas de estudio que tendrá (aumentándolas progresivamente), así como las actividades extraescolares en las que esté interesado. Es importante que el niño participe en esta organización y que se elabore un horario de mutuo acuerdo, dejando tiempo libre y de descanso cada día. La planificación previa ayuda a que el estudiante se adapte de nuevo al ritmo escolar sin dificultad.

  • Vayan a comprar el material escolar juntos. Para ello, involucren a su hijo y anímenle a preparar una lista de material con sus preferencias (por ejemplo, colores del material) y lo que no deben olvidar comprar.

  • Una vez que tengan el material listo en casa, pueden reorganizar la habitación del niño y acondicionar el escritorio para la vuelta a las clases. Un ligero cambio de distribución o decoración en la habitación siempre va a motivar al niño para el uso de la misma (por ejemplo, fotografías o dibujos nuevos, reubicación de los objetos de las estanterías, limpieza del escritorio y colocación del nuevo material, preparación de la mochila, etc.).

  • Pongan el nombre de su hijo en todo el material escolar. Para ello, pueden animar al niño a crear su propio diseño, fomentando así la creatividad e imaginación del niño a la vez que trabajamos la motricidad fina y la escritura. Otra opción es decorar su agenda escolar y anotar los días importantes o próximos cumpleaños en el calendario, los eventos que tiene durante las próximas semanas, etc.

  • Aprovechen los intereses del niño para convertir el aprendizaje en una experiencia. Por ejemplo, si le gustan las manualidades o el dibujo, puede representar el cuerpo humano para recordar los distintos órganos que lo forman o una maqueta del sistema solar con el nombre de los planetas y sus características.

En definitiva, deben abordar la vuelta al cole como algo totalmente normal y positivo, nunca como una preocupación. Al igual que los padres retoman su trabajo y su horario laboral, los niños deben retomar sus clases para seguir desarrollándose y aprendiendo junto a sus compañeros. Hablen del regreso escolar en positivo, mencionando la vuelta con los amigos, las actividades extraescolares que les gustan, los conocimientos que aprenderán y les servirán en su día a día, etc. Si la familia lo vive con naturalidad, el niño lo vivirá de igual manera.