CONSEJOS PARA PRACTICAR LA LECTOESCRITURA EN VERANO

Esta semana han terminado las clases de los niños y estamos con los últimos preparativos para que descansen y disfruten de sus merecidas vacaciones: campamentos, actividades deportivas, playa, piscina, juegos, etc. Además de todas estas actividades y de su tiempo libre, es recomendable que dediquen un ratito cada día (variable en función de la edad) a repasar lo aprendido, y en este caso nos centramos en la lectoescritura.

Cuando hablamos de repaso diario no se trata de forzar a los niños a realizar un número determinado de tareas o ejercicios, sino de utilizar recursos y actividades lúdicas con las que se diviertan y puedan practicar la lectura y la escritura al mismo tiempo.

A continuación, les proponemos algunos consejos y actividades que se pueden realizar en casa para practicar la lectura y la escritura:

 

  • Ser constantes: todos los días hay que reservar un tiempo para leer, en momentos relajados y con una buena disposición para ello. Para ello, es fundamental conocer los gustos del niño y proporcionarle revistas, noticias, libros…cualquier fragmento que les motive y les permita practicar la lectura diariamente.

  • Proponer, no imponer: es mejor sugerir que imponer. Hay que evitar tratar la lectura y escritura como una obligación.

  • Dar ejemplo: los adultos son el modelo a seguir para los niños, por tanto, es importante que lean y escriban delante de ellos. Para ello, pueden realizar la lista de la compra juntos, dejar una nota a algún familiar, leer una carta, un periódico o una revista, etc. En definitiva, hagan ver a los niños la gran utilidad de la lectura y la escritura.

  • Sopas de letras o sílabas: las sopas de letras mejoran el reconocimiento visual de las palabras y la velocidad lectora.

  • Juego de palabras encadenadas: deben escribir una palabra con la sílaba final de la palabra que ha escrito la otra persona. Este tipo de juego permite mejorar la conciencia fonológica de las palabras.

  • Juego del «veo, veo»: elijan una letra y el sonido que hace y después busquen cosas en la casa que comiencen con ese sonido. Así, estamos trabajando la conciencia fonológica de las palabras mientras se divierten.

  • Juego de ordenar sílabas para formar palabras: escriban sílabas desordenadas (o también se pueden crear fichas con diversas sílabas) y pidan que las ordene para formar palabras (por categorías: deportes, animales, alimentos, etc.). Para mantener la motivación del niño, pueden crear sus propias normas del juego (ofrecer pistas, establecer puntuaciones, etc.), cualquier recurso es válido mientras el niño se divierta y aprenda.

  • Cuaderno de viaje: proponga a su hijo la creación de un cuaderno de viaje que incluya fotos y anotaciones de lo que va viendo o haciendo durante sus vacaciones. De esta forma, trabajamos la creatividad y las habilidades narrativas de los niños de forma muy amena.

  • Creación de un cuento: pueden crear un cuento en el que todos colaboren y cada día sea una persona distinta la que debe continuar la historia. Su hijo quedará intrigado por saber cómo continúa la historia.

  • Hagan tarjetas de felicitación: si se acerca el cumpleaños de un amigo o un familiar, aprovechen para preparar tarjetas de felicitación caseras. Pueden recortar, pegar, colorear, escribir palabras o frases (o bien garabatos), etc. Hacer tarjetas es una maravillosa actividad para estimular el desarrollo de la motricidad final y de la lectoescritura.