Importancia del tratamiento en una disfonía funcional

SONY DSCComo explicamos en artículos anteriores, una disfonía es cualquier alteración en la calidad de la voz, siendo las más frecuentes las llamadas “funcionales”, que se producen por un uso incorrecto o abusivo de la voz: hablar excesivamente y con una intensidad o tono superior al normal, gritar constantemente, aclarar la garganta mediante carraspeos, forzar la vocalización, beber alcohol, etc. Es muy importante el tratamiento precoz de este tipo de disfonías, ya que pueden agravarse en el tiempo y producir lesiones en las cuerdas vocales.

¿Por qué es importante el tratamiento de una disfonía funcional?

 

Este tipo de disfonías no presenta alteración en los órganos fonatorios, no obstante, si no se corrigen los comportamientos vocales que han desencadenado la disfonía, ésta puede hacerse crónica y aparecen entonces lesiones en los órganos de fonación, siendo lo más frecuente la aparición de nódulos y pólipos.

¿Cómo se producen este tipo de lesiones por disfonía funcional?

 

En un primer momento, la alteración inicial de la voz es funcional, es decir, realizamos un abuso de los órganos que intervienen en la fonación (fumar, beber, chillar, tos excesiva, etc.) y utilizamos de manera incorrecta dichos órganos (no coger suficiente aire al hablar, realizar demasiado esfuerzo durante el habla, tensar la musculatura laríngea y perilaríngea, etc.). Estos factores provocan una irritación de la mucosa laríngea y su inflamación transitoria, pero si no se eliminan los comportamientos que producen mal uso o abuso vocal, aparecen en las cuerdas vocales callosidades como consecuencia de esta irritación constante. Las lesiones más frecuentes son los nódulos, que son crecimientos benignos que se endurecen en ambas cuerdas vocales y pueden aumentar su tamaño; y los pólipos, que pueden hallarse en una o ambas cuerdas vocales y pueden tener la apariencia de una inflamación o protuberancia (similar al nódulo), o de una lesión similar a una ampolla.

¿Cómo podemos prevenir la aparición de las lesiones orgánicas? ¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo en el tratamiento de las disfonías funcionales, por tanto, es identificar y eliminar los comportamientos que producen mal uso y abuso vocal y reemplazarlos por patrones aceptables de producción vocal. Con ello, se consigue la modificación de las conductas vocales erróneas. En cada una de las sesiones de logopedia, se corrigen poco a poco los malos hábitos de emisión de la voz enseñando al paciente distintas técnicas de relajación de la laringe y emisión de la voz. Este tratamiento suele ser suficiente cuando se trata de nódulos de formación reciente, pues la terapia de voz iniciada de forma precoz o preventiva evita que con el paso del tiempo se originen lesiones permanentes secundarias a una fonación inadecuada. Sin embargo, los nódulos más antiguos requieren microcirugía laríngea antes de iniciar la rehabilitación para evitar que reaparezcan. Cabe señalar que este tipo de cirugía, aplicada tanto a nódulos como en el caso de pólipos y edemas, apenas ocasiones complicaciones y unas expectativas de éxito cercanas al 98%.

Si presenta un problema de voz que se alarga más de quince días o se repite a menudo, es necesario que acuda al otorrinolaringólogo (ORL) para comprobar el estado de sus cuerdas vocales e iniciar la reeducación de la voz con el logopeda lo antes posible.