logo

info@logopediadomicilio.es

  • La comunicación en personas con Parkinson

    10431088_1390312431213343_243175870670573022_oLa enfermedad de Parkinson (EP) consiste en un desorden crónico y degenerativo de una de las partes del cerebro que controla el sistema motor y se manifiesta con una pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos. Se produce cuando las células nerviosas de la sustancia negra del mesencéfalo (área cerebral que controla el movimiento) mueren o sufren algún deterioro.

     

    ¿Cuáles son sus características?

     

    La EP presenta varias características particulares, como el temblor en reposo, la lentitud en la iniciación de movimientos, la rigidez muscular o la inestabilidad (pérdida del equilibrio).  Los primeros síntomas de la enfermedad son leves y se van haciendo cada vez más notorios con el paso del tiempo. Por lo general, las personas con Parkinson presentan un cuadro inicial de dolores en las articulaciones, dificultades para realizar algunos movimientos y agotamiento. Esto puede empezar en un lado del cuerpo y después generalizarse.

     

    ¿Cómo afecta al habla y al lenguaje?

     

    Por un lado, las alteraciones del habla en la enfermedad de Parkinson se clasifican en alteraciones de la fonación, que incluyen la disminución del volumen espiratorio (con afectación de la intensidad y la vocalización), alteraciones de la resonancia por dificultades en la movilidad del velo palatino, así como alteraciones de la prosodia y la articulación del lenguaje.

    Podemos decir que, en general, el habla de la persona con Parkinson se caracteriza por tener una sonoridad e intensidad monótona, de bajo tono y pobremente prosódica, que tiende a desvanecerse al final de la fonación. El habla se produce en lentos ataques y significativas pausas para respirar entre palabras y sílabas, reduciéndose la fluidez verbal y el ritmo. La articulación de los sonidos, tanto linguales como labiales, está empobrecida, lo que reduce la inteligibilidad y dificulta la identificación del estado emocional de la persona. A veces, también se producen repeticiones de sílabas, palabras o frases.

    Por otro lado, muchos de los pacientes que presentan Parkinson sufren alteraciones cognitivas (dificultades en la memoria, el procesamiento de la información, la atención o problemas ejecutivos), lo que con frecuencia provoca dificultades en la denominación de palabras (efecto “punta de la lengua”) y frases incompletas debido a esta dificultad para evocar palabras. Asimismo, estas personas suelen necesitar más tiempo para procesar la información, por tanto, es necesario hablar más despacio y darles tiempo para responder durante una conversación.

    Si desea obtener más información acerca de la Enfermedad de Parkinson (EP) o tiene cualquier otra duda, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply