La voz en la adolescencia: Muda vocal incompleta o puberfonía

La voz es producida gracias a la acción de una serie de órganos que componen el aparato fonador (diafragma, pulmones, laringe, faringe, etc.) y se va adaptando en los diferentes procesos madurativos de estos órganos. Tiene dos grandes cambios a lo largo de nuestra vida: en la pubertad y alrededor de los 50 años. Estos cambios dependen fundamentalmente de las condiciones laríngeas y las características personales de cada individuo.

Durante la pubertad (12-16 años), especialmente en los hombres, hay un rápido incremento del volumen de la laringe y un alargamiento de las cuerdas vocales, provocando una voz grave. Este proceso dura varios meses, durante los cuales la voz de los adolescentes se quiebra, pues debe adaptarse el nuevo tamaño de la laringe. Si se produce de manera normal, la muda vocal se completa sin ninguna anomalía. No obstante, en algunas ocasiones, existe una muda vocal incompleta caracterizada por la incapacidad de eliminar el tono agudo de la pubertad y sustituirlo por el tono más grave de la postpubertad o edad adulta.

Por esta razón, debemos aprender a detectar algunos signos o señales de alerta con el fin de que el adolescente con una muda vocal incompleta acuda al servicio de otorrinolaringología (ORL), donde se confirme la presencia de esta alteración, y pueda comenzar un programa de educación de la voz con el logopeda.

voz_adolescencia