Disortografía: ¿Qué es? ¿Cuáles son sus causas?

La disortografía se refiere a la dificultad significativa en la transcripción del código escrito de forma exacta, es decir, a la presencia de grandes dificultades en la asociación entre el código escrito, las normas ortográficas y la escritura de las palabras. De esta forma las dificultades residen en la asociación entre sonido y grafía o bien en la integración de la normativa ortográfica, o en ambos aspectos.

La disortografía aunque a menudo va ligada a la dislexia o a la disgrafía se debe entender como una entidad aparte, ya que puede presentarse de forma aislada o bien comórbida a estas alteraciones, resultando especialmente frecuente su asociación a la disgrafía.

En primer lugar, resulta relevante tener presentes cuáles son los principales requisitos a tener en cuenta en relación con la adquisición de la ortografía:

  • Adecuado desarrollo del procesamiento auditivo de la información, en este caso resultan clave tanto la discriminación auditiva como la memoria auditiva. La discriminación auditiva nos permitirá establecer con claridad el sonido y por lo tanto asociarlo a su correspondiente grafía, en este caso son frecuentes por ejemplo las sustituciones de r por l. La memoria auditiva nos permite recordar la información verbal y por tanto resultará clave para poder transcribirla, especialmente cuando se trate de palabras largas o desconocidas, al mismo tiempo que es la habilidad que nos permite mientras almacenamos esa información poderla analizar.
  • Adecuado desarrollo del procesamiento visual de la información, resultando en este caso especialmente relevante el desarrollo de la memoria visual, como fuente de recuerdo de la escritura de palabras, ya sea a partir de la copia o bien a partir de la lectura.
  • Otro punto a tener en cuenta dentro del procesamiento visual de la información reside en la orientación espacial y la madurez perceptiva, es decir, aquella habilidad que nos permite distinguir adecuadamente las simetrías, ya sean éstas simples o complejas. La presencia de dificultades en este punto nos puede llevar a las rotaciones de letras o a la inversión en el orden de las mismas, ya sea en la copia o en la escritura al dictado o la expresión escrita.
  • La integración espacio temporal, esta resulta clave en la adquisición del ritmo del lenguaje, la apreciación de las palabras y sus partes. El ritmo resulta clave en el momento de poder separar las palabras o de poder discriminar adecuadamente las silabas y por tanto poder acentuar. En los casos en los que el ritmo no está bien consolidado encontraremos dificultades en la ortografía natural, pudiendo presentar uniones de palabras o bien fragmentaciones de éstas.

Por otro lado, resulta importante identificar una serie de aspectos como posibles causas de la disortografía, entre las que podríamos mencionar las siguientes:

  • Causas de tipo intelectual: la presencia de este tipo de dificultades entorpece ante todo la adquisición de la normativa ortográfica básica, aunque probablemente no resulte la causa más relevante, si que puede llevar asociado otro tipo de dificultades que si resulten claramente relevantes como el procesamiento de la información.
  • Causas lingüísticas: las dificultades en la adquisición del lenguaje, ya sea de tipo articulatorio o bien referente al conocimiento y uso del vocabulario. Las dificultades articulatorias pueden dificultar la correcta percepción del sonido y por tanto presentar dificultades en la correspondencia con su grafismo. Por otra parte, el conocimiento del vocabulario implica el recuerdo de su forma, es decir, de cómo se escribe una palabra determinada.
  • Causas de tipo pedagógico: en ciertas ocasiones el método de enseñanza de la ortografía puede resultar poco beneficioso en función del estilo cognitivo del / la alumno. El recuerdo de la normativa, por su escasa significatividad puede resultar poco adecuado para muchos alumnos.
  • Causas perceptivas: como apuntaba anteriormente, el procesamiento visual y auditivo de la información resulta clave en el desarrollo de la disortografía, resultando claves en este sentido:
    • La memoria visual
    • La memoria auditiva
    • La orientación espacial
    • La orientación temporal