logo

info@logopediadomicilio.es

  • La alimentación en niños con Síndrome de Down

    Como ya explicamos en artículos anteriores, las personas con Síndrome de Down presentan dificultades en el área del lenguaje, mucho más acentuadas en la expresión oral que en la comprensión, y esto dificulta sus habilidades comunicativas.

    Pero no sólo presentan dificultades en este ámbito. Deben tener en cuenta que la modificación cromosómica que presentan los niños con Síndrome de Down conlleva un desarrollo fenotípico en el cual se presentan alteraciones en la maduración y el crecimiento, y dentro de estas alteraciones se ve alterado el desarrollo del sistema estomatognático (desarrollo de la musculatura orofacial y faríngea) y, por ende, la deglución. A pesar de que estas dificultades se producen por los factores presentes en Síndrome de Down (como hipotonía, protrusión lingual, etc.), los hábitos de la vida diaria del niño (tipo de alimentación, posturas adoptadas a la hora de comer, etc.) juegan un papel fundamental en la aparición y permanencia de esta problemática.

    Hay que entender que, cuando aparecen problemas relacionados con la comida del niño, esto hace que en ocasiones ese momento se viva con verdadera angustia, tanto los niños, como los padres que no saben cómo actuar. Por eso es necesario hacerles comprender que una musculatura que no trabaja se debilita, que si ya existía en el momento de la introducción de sólido, una dificultad, ésta va a ser mayor con el paso del tiempo, de esta forma, tendremos que luchar contra esa hipotonía o problema previo y además con la debilidad que ha acarreado la falta de ejercicio muscular a ese nivel, así como los malos hábitos que ha adquirido en ese tiempo. El niño debe aprender a comer adecuadamente y cuanto más retrasemos el momento, más dificultades vamos a encontrar. Por esta razón, insistimos en que los padres deben conocer las características presentes en los niños con Síndrome de Down e iniciar los hábitos correctos lo antes posible para no encontrar más barreras de las necesarias.

     

    ¿Cuáles son las principales características orofaciales de los niños con Síndrome de Down?

     

    En general, en los niños con Síndrome de Down coinciden una serie de circunstancias, en las que el déficit miofuncional se hace evidente y a veces intrínseco al propio síndrome, entre ellas se destacan:

    • Protusión lingual con o sin macroglosia: dificulta la oclusión labial y por tanto, el control para la deglución de la saliva, así como la correcta apertura y cierre bucal para ingerir el alimento.
    • Hipotonía labial: dificulta la recogida de la comida al administrarla con cuchara y la oclusión de los labios alrededor de la tetina o pezón.
    • Hipotonía lingual: dificulta la masticación al verse comprometida la movilización del bolo alimenticio en el interior de la cavidad bucal.
    • Hipotonía orofaríngea: dificulta la deglución de saliva y de alimentos líquidos o sólidos.
    • Configuración orofacial: paladar ojival, implantación dentaria retrasada y alterada, lengua escrotal, forma del cráneo mesocefálico, forma de cara braquifacial, hipotonicidad muscular.
    • Respiración: respiración oral por hipertrofia amigdalar y/o hipertrofia adenoidea. En estos niños, parece ser que las praxias masticatorias y deglutorias maduran, en su mayoría de forma más lenta, aunque acordes al resto de actividad motora y similares al niño no afectado, en el orden de aparición, sin seguir patrones muy diferentes como ocurre en la parálisis cerebral infantil.

     

    Teniendo en cuenta estas circunstancias, sería recomendable realizar una intervención miofuncional con un logopeda especializado en ello. De esta forma será mucho más fácil la coordinación del médico O.R.L. con padres y, si es el caso, con el ortodoncista y el maxilofacial.

     

    ¿En qué consiste la Terapia Miofuncional?

     

    La terapia miofuncional es un tipo de intervención que tiene como finalidad el conseguir un equilibrio muscular orofacial. La edad de inicio de la terapia varía de un sujeto a otro, sin embargo, aunque se retrase hacia los 6-7 años esta intervención, siempre será necesario un ataque contundente sobre los malos hábitos, especialmente los respiratorios, deglutorios y de succión digital.

     

    Si desea obtener más información, no dude en contactar con nosotros

    Leave a reply →
  • Posted by best essay writing service on 11/11/2017, 6:49

    I appreciated over read your blog entry. Your blog has pleasant data, I got smart thoughts from this stunning website. I am continually seeking like this short blog entry. I trust I will see again…. visit this site .Thanks for the great information you have provided.

    Reply →

Leave a reply

Cancel reply
logopedia_logo_es